Capitulo 14: Problemas del Aparato Locomotor

Nos ocuparemos de presentar sólo los problemas más importantes que pueden afectar al aparato locomotor.

En el siguiente capítulo, # 15, nos ocuparemos de los problemas podales..

1. Articulación escápulo-humeral

Se pueden presentar esporádicamente problemas traumáticos, como consecuencia de montas por estar en celo, por caídas al resbalarse, o por golpearse contra obstáculos.

Se recomienda reposo, hidroterapia, frotaciones con linimentos, analgésicos y anti-inflamatorios inyectables.

Otro problema, poco frecuente, es la luxación de la articulación.

Para corregirla se procede a realizar una maniobra que consiste en tirar con fuerza la extremidad estirada, mientras se aplica fuerte presión sobre la cabeza del húmero, hasta lograr su reposición en la cavidad articular.

Si fuese necesario, aplicar analgésicos y corticoides.

2 . Cinturón escapular

Por debilitamiento del M. serratus ventralis, puede producirse el desprendimiento unilateral o bilateral de las escápulas; de tal manera que el borde superior sobrepase la cruz.

Este problema ha sido atribuido a una miodistrofia por deficiencia de Vit E y Selenio; y ha sido asociado – en Piura – a la coquera en bovinos, con la denominación de “vaca despechada”.

3 . Fracturas

No nos vamos a ocupar de ellas en detalle. Sólo mencionaremos las más importantes.

  • Fractura del húmero
  • Fractura del radio/ulna
  • Fractura del metacarpo

4 . Higroma (bursitis precarpiana)

Se trata de una inflación de una bursa subcutánea adquirida (Bursitis precarpiana), produce a consecuencia de traumas frecuentes en la región precarpiana.


Bursitis serofibrinosa crónica                    4 semanas después de su extirpación
G. Dirksen (Innere Medizin und Chirugie des Rindes, 2002)

El tratamiento varía según el tipo de inflación. El casos de bursitis aséptica aguda se recurre a una punción para eliminar el líquido acumulado, seguida de una inyección intrabursal de glucocorticoides.

En casos de bursitis purulenta se procede a abrirla, enjuagarla, eliminar su contenido y drenar la bursa. En casos de bursitis crónicas, se recomienda su extirpación quirúrgica.

5 . Algunos procesos paralíticos del tren anterior

Presentamos las imágenes de la parálisis del plexo braquial  y del nervio radial.


Parálisis del Plexo Braquial (*) Parálisis Radial

6. Ruptura del M. Gastronemio

Problema que a veces se observa en vacas lecheras,  en relación al parto.

Ocurre en el período peripartal, en asociación a los cambios metabólicos que ocurren entonces,así como también con la presión causada por la postración de la vaca en decúbito ventral.

Se trata de un desgarro de las fibras musculares, a causa de lo cual cae la pierna y la extremidad distal asume una posición parecida a la de la parálisis del N. tibial, con flexión del menudillo y extensión de la cuartilla y el pié.

Tratamiento

Los casos no muy severos pueden recuperarse colocando a la vaca en un box con abundante cama durante varias semanas.

Se recomienda incluir en la ración una muy buena premezcla vitamínico-micromineral.

(*)

7. Parálisis obstétrica

Este tema ya fue tratado en el Cap. 4º de mi MGL (Síndrome de Vaca Caída: Por Lesiones Localizadas; 2 – Ubicadas en el tren posterior).

Aquí presentamos una breve ampliación del problema.

Como consecuencia de distocias se presentan con frecuencia parálisis transitorias o permanentes de la musculatura del tren posterior, que se originan por compresión traumática del canal obstétrico, que pueden afectar a varios nervios que se originan en la columna lumbo-sacra (N. isquiático, N. tibial/fabular, N. femoral y N obturador) pudiendo darse del cuadro de vaca caída, o – en algunos casos – de manifiesta dificultad para levantarse, acompañada de dificultad para mantenerse en pié o caminar. El curso puede ser de pocas horas, hasta la postración.

Tratamiento.

Los remitimos a lo indicado para el S. de la vaca caída.

Una ayuda adicional, puede ser uso de unas correas para asegurar las piernas y  evitar una parálisis del N. obturador (ver foto).


Parálisis obstétrica


(*) Correa se sujeción

8. Parálisis del N. obturador

El N. obturador se encarga de la adducción de las extremidades del tren posterior.

La parálisis del nervio ocurre por compresión del feto sobre el nervio en el canal obstétrico.

La parálisis .puede ser unilateral – causando abducción de una pierna (lo que se observa al caminar y cuya recuperación es posible); o puede ser bilateral – causando la postración del animal, que asume la posición de abducción de ambas piernas (postura de sapo), que es recuperable si se coloca la vaca en un box sobre un buen colchón de cama y si sujeción de las piernas en adducción con ayuda de la correa ad hoc..

Parálisis bilateral de los N. obturadores (postura de sapo) (*)

9. Parálisis del Nervio tibial y Flexión del Menudillo

La importancia del N. tibial consiste en que es responsable de la innervación de muchas músculos del tren posterior (Gastronemio, Flexores digitales superficiales y profundos, Poplíteo).

Está asociado con la compresión del nervio durante el parto entre el trocanter del fémur y la tuberosidad isquiática,

Su importancia radica en que el signo típico de la parálisis del N. tibial, que es la flexión del menudillo, se observa en el curso de muchos procesos patológicos que pasamos a enumerar.

Flexión del menudillo

Aparte de ser el signo típico de parálisis del nervio tibial, o lesión en la placa mioneural de éste,  es un signo que puede estar presente  en los siguientes casos:

  • En lesiones  del nervio ciático en la pelvis; o de la médula espinal lumbar,
  • En el “Sindrome de compresión de la cabeza de la cola“, descrito por Chris Watson y Colin Penny como “Crushed tail head syndrome“(Vet Rec, 2003 Apr 26), para referirse a un grupo de problemas neurológicos que presentan flexión del menudillo. Ver aquí:

http://www.ukvet.co.uk/ukvet/articles/Cattle%20-crushed%20tail.pdf

  • Como consecuencia de anestesia epidural
  • Deficiencia de manganeso en recién nacidos
  • En algunos casos de cetosis (citado por Rosenberger)
  • Observado en varios casos, no recuperados. durante el estrés por calor entre 1997-98;
  • Botulismo
  • Micotoxicosis atribuídas aAspergillus clavatus y Penicillium sp; frecuentes

en residuo de cerveza

  • Intoxicación por sal
  • Por ingestión de algunas plantas tóxicas, como:

•         especies de Astragalus, Oxytropis y Swainsona conteniendo swainsonina, un alcaloide indolizidínico, que causa locoismo;

•         Conium maculatum

•         Kallstroemia sp

  • En Rabia paralítica
  • En Encefalopatía espongiforme bovina (“vacas locas”)

(*)

10. Síndrome Espástico

Se trata de un trastorno neuromuscular, crónico y progresivo – poco frecuente hoy en día – que afecta animales adultos, y que se caracteriza por la presentación de espasmos tónico-clónicos del tren posterior.

Parece tener una base de predisposición genética.

(*)

(*) Todas las fotos de este capítulo corresponden al libro Innere Medizin und Chirugie des Rindes, 2002, (Aparato Locomotor), cuyos autores son M. Stöber y G. Dirksen.

4 Comentarios

  1. Marco Antonio Olveros Del Carpio
    21/02/2011 3:29 pm

    Felicitaciones Dr. Hans por este tan importante capítulo que se ha publicado; esperemos que se hablará un poco de la cirugía o de mas herramientas o recomendaciones en el campo para tratar estos casos y afecciones pódales, locomotoras que ha descrito.
    Gracias.

  2. Juan Carlos Flores Maltez
    21/07/2013 3:37 am

    Felicitaciones por el material publicado he visto varios casos parecido y me gustaria saber la causa y tratamiento de unas vacas que tienen trastorno parecido pero que la extremidad posterior la arrastra. Si me puede ayudar con determinar la causa y cuál seria el tratamiento? Gracias

  3. Buen día, disculpe la molestia, tengo una vaca lechera en producción que empezó a temblar de las patas delanteras y se cayó la levantamos al otro día también las traseras y casi no la apoya. Esta vacía le dimos calcio, fosforo, se alimenta y toma agua bien. Se levanta todos los días se le da alivios y antiinflamatorio, esta bien de animo y come todo que puede ser. Gracias

  4. Sarah Oldopp
    23/03/2015 3:29 pm

    Buenas tardes doctor Handresen mi nombre es Sarah Oldopp, llevo trabajando 5 años en una lechería y aunque me crié con vacas lecheras creo que nuestro sistema está obsoleto, estoy leyendo su manual de ganadería y el de enfermedades y realmente son muy prácticos y con bases sólidas muchas gracias por ese aporte para todos los que nos beneficiamos de el.
    Ahora vivo en Tarija – Bolivia, pero aquí tenemos el problema de que su bien si hay veterinarios buenos lo son en algunas ramas pero de otras no tienen idea es por eso que le escribo para consultarle si hay algo que se pueda hacer con una vaquilla que se fracturó el metacarpo completamente, pues aquí se le entablillo la pierna y ya van diez días que esta así con antiinflamatorios pero ahora observo mucha inflamacion y de verdad me gustaría mucho salvar a la vaquilla pero tampoco quiero alargar el sufrimiento si es que no hay solución.
    Le agradecería mucho que me de su opinión profesional.
    Un saludo cordial desde Bolivia

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*