Capítulo 11: Priones y Encefalopatías Espongiformes

Las enfermedades neurodegenerativas

Las enfermedades causadas por priones se conocen como Encefalopatías Espogiformes Transmisibles (TSE en inglés) y han sido incluidas dentro del grupo de Enfermedades Neurodegenerativas.

 

Algunas de estas enfermedades tienen una base nutricional, como la polioencéfalomalacia en rumiantes y la deficiencia de cobre en ovinos.

Otras son causadas por ciertos tóxicos, como algunos insecticidas órganofosforados y clorados, así como también por ciertas micotoxinas.

 

Otras tienen una base inmunológica o viral y presentan inflamación del SNC. Entre ellas tenemos a las siguientes:

  • Leucoencefalopatía multifocal progresiva (papovavirus en humanos)
  • Panencéfalopatía esclerosante subaguda (asociada al sarampión)
  • Panencefalitis rubeolar progresiva (asociada a rubéola)
  • Retrovirus, subfamilia Lentivirus: Visna en ovinos y leucoencéfalomielitis caprina
  • Bunyavirus como Akabane y Virus del Valle de Caché

 

Un tercer grupo son las enfermedades neurodegenerativas puras en humanos.

Prusiner identifica las siguientes:  

  • Alzheimer
  • Parkinson
  • Esclerosis lateral amiotrófica
  • Demencia fronto-temporal
  • Huntington
  • Ataxias espino-cerebelares
  • Las Encefalopatías Espongiformes Transmisibles o enfermedades priónicas

 

Es probable que todas tengan algún componente genético, como en el caso de las enfermedades priónicas; o definitivamente hereditario como en el Corea de Huntington.

 

Las causas específicas de las enfermedades neurodegenerativas puras no son conocidas en todos los casos; pero, según Prusiner, son el resultado de anomalías diversas en el procesamiento metabólico de proteínas.

 

En todas ellas hay acumulación de una o más proteínas neuronales específicas, porque los mecanismos celulares para su remoción no son efectivos.

 

Las encefalopatías espongiformes transmisibles (TSE) no cursan con inflamación ni desmielinización y siempre comprometen a la sustancia gris, pudiendo, además, comprometer a la sustancia blanca.

El estado espongioso del SNC no es exclusivo de las enfermedades priónicas; también se observan en el distemper canino y en la intoxicación por hexaclorofeno.

 

Sólo las placas de amiloide, constituidas por “fibrillas asociadas a scrapie” (SAF) son específicas. Las SAF están formadas por una acumulación de moléculas priónicas.

 

ENCEFALOPATIAS ESPONGIFORMES TRANSMISIBLE (TSE)

(Enfermedades priónicas)

Se reconocen las siguientes:

   a) En humanos

       1.- Enfermedad de Creutzfeldt-Jakob (CJD). De la cual se conocen varias formas:

  • forma esporádica (por mutaciones)
  • iatrogénica (infección en intervenciones médicas)
  • familiar (de base genética)
  • Variante (v CJD) – atribuida a infección oral con priones de la BSE

       2.- Formas especiales (con bases genéticas propias):

  • Enfermedad de Gerstmann – Sträussler – Scheinker (GSS)
  • Insomnio familiar fatal

       3.- Kuru – atribuida a infección oral con priones de CJD por canibalismo

 

     b) En animales

       1.-  Scrapie o prúrigo lumbar – en ovinos y caprinos 

       2.-  Encefalopatía Transmisible del Visón (TME)         

       3.-  Enfermedad  Emaciante Crónica (CWD)

       4.-  Encefalopatía Espongiforme Bovina (BSE)              

       5.-  TSE en gatos (FSE)

       6.-  TSE en animales de zoológicos – felinos, rumiantes, primates

 

No se han presentado casos de TSE en equinos, caninos, porcinos, aves o peces.

 

c111                 

 

Etiología de las Encefalopatías espongigormes transmisibles

 

Todos los vertebrados poseen una proteína priónica normal de ~253 aminoácidos (con un peso de 27-35 kDa), a la que se designa como PrPc, que es codificada por un gen pleomorfo – designado como Prn-P, que se ubica en el cromosoma 20 en humanos, en el 2 en ratones y en el 13 en bovinos, ovinos y caprinos.

La PrPc es esencialmente una proteína de la membrana celular.

La proteína PrPc puede ser modificada para convertirse en una isoforma patógena, que se designa como PrPsc (sc de scrapie).

La PrPc es sintetizada principalmente en el citoplasma de las neuronas del SNC y, en menor grado, en células linforreticulares.

 

Formación de los priones

En el núcleo de las neuronas y otras células se encuentra el gen Prn-P que transcribe a un mARN específico el código que va a permitir, en los ribosomas del citoplasma y con la ayuda del tARN y rARN, su traducción a a-a y la transferencia de éstos al punto de síntesis de la proteína PrPc normal; ésta se une a un sialoglucósido para formar una sialoglucoproteína (PrPc-SG) en el aparato de Golgi. Desde aquí la PrPc-SG es transportada a lo largo de los axones hasta la placa mio-neural y también hasta la membrana celular, al exterior de la cual queda sujeta mediante un anclaje de glucosil-fosfatidil-inositol (GPI).

La PrPc-SG tiene una vida de 6 horas, siendo primero degradada en la membrana, para regresar luego al interior de la célula mediante un mecanismo de endocitosis y ser finalmente hidrolizada en los lisosomas.

 c112

 c113

Tamaño

Cuadro comparativo del tamaño de los priones con algunos microorganismos:

 

P e s o   m o l e c u l a r                           En kilodaltone     En megadaltones                                                                                                                                                                                                

                                                                1 kDa=10³  Da    1 MDa=10²×³ Da

Priones (sin ácidos nucleicos)                    27- 3 0                           —                          

Viroides (con 1 filamento de RNA) *         75-100                          —                          

Parvovirus (peso sólo del DNA)                    1400                          1.4                          

Picornavirus (peso sólo del RNA)                   —                          2.0 – 2.8

Mycoplasma                                                    —                               500

Chlamydia                                                       —                               660

Rickettsia                                                         —                             1000  

Bacterias comunes                                           —                           2.5 x 10³

 

* Viroides son agentes patógenos infecciosos de las plantas desprovistos de cápside                     

c114        

Conformación y transformación de los priones

 

La proteína PrPc (c = celular), o PRION NORMAL, es de conformación alfa helicoidal, soluble, sensible a las proteasas y con un peso molecular de 27 a 35 kDa.

 

Bajo ciertas circunstancias, la PrPc puede perder su conformación tridimensional alfa helicoidal y asumir una conformación beta plana anormal PrPsc (sc= scrapie) con características de sustancia amiloide, y que constituye el prion en sentido estricto o PRION ANORMAL.

c115   

La molécula tridimensional normal PrPc puede perder su conformación alfa helicoidal por 2 mecanismos:

 

   a) Por cambios en la secuencia normal de uno o más aminoácidos (a-a).

Parecería que en la forma esporádica de CJD el cambio de PrPc a PrPsc ocurre de    modo espontáneo, por mutación somática (que podría ocurrir en algunas neuronas) del PRNP relacionada con la edad, o por errores durante la transcripción del código genético.

 

En la forma familiar de CJD  el cambio se debería a mutaciones en células germinativas.

 

   b) Por el acople o unión de una molécula PrPsc infectiva con una molécula normal, forzando a ésta a un cambio a beta plana. El proceso se vuelve en una reacción en cadena con creciente acumulación de moléculas priónicas beta planas, que interfieren con el funcionamiento del SNC.

Este parece ser el caso de la BSE y en la v CJD.

Polimorfismo y mutaciones puntuales

 

El gen Prn-P es  pleomorfo o polimorfo, susceptible de sufrir mutaciones, que cambian la composición de algunos codones, lo que causa sustitución puntual de un a-a por otro en el PrPc. Sustitución que puede inducir a cambios de PrPc en PrPsc.

Otra modificación de la molécula es la inserción en la molécula priónica de un a-a o de un conjunto de bases.

 

En la forma familiar CJD se observan algunos casos de mutaciones en el gen Prn-P, con sustituciones e inserciones à

 

  • codón 53 con inserción de 144 bases
  • codón 200 (sustitución de lisina por glutamina)
  • codón 178 (s. de asparagina por aspartato + inserción de valina en el codón 129)
  • codon 180 (s. de isoleucina por valina)
  • codón 210 (s. de isoleucina por valina)
  • codon 232 (s. de arginina por metionina)

         —————————————————–

Interesante es el hecho de que casi todos los casos de v CJD presentan homocigosis metionina/metionina en el codon 129 del prion, que resultan ser susceptibles a la infección con priones de la BSE.

 

Funciones de los priones

No son bien conocidas.

Sabemos que protegen la función de las células de Purkinje en el cerebelo.

 

Parece que intervienen – asociados al Cu y al Zn – en la protección a las células del estrés oxidativo.

 

Se presume que intervienen en la transmisión nerviosa y que actúan como receptores de membrana para la internalización de sustancias químicas.

 

Patogenia

 

Transmisión

Los priones se transmiten por vía inyectable en humanos en la forma iatrogénica de CJD y en animales experimentales, incluso con priones de enfermedades no consideradas transmisibles.

La transmisión por vía oral y quizás por contacto directo ocurre en scrapie y kuru; y por vía oral en las otras SE transmisibles de los animales.

 

En 1982 Hadlow determinó que en scrapie, el tejido linforreticular era el más infectivo después del encéfalo y la médula espinal.

 

Los priones ingeridos oralmente se localizan primero en las placas de Peyer (sólo en el ileum terminal en el caso de animales infectados con BSE) y parecería que de allí se desplazan hacia los nódulos linfáticos mesentéricos y el bazo.

En los tejidos linforreticulares los priones se amplifican en las células dendríticas.

 

Otras investigaciones, en animales transgénicos, han demostrado que los priones pueden alcanzar el SNC por vía de nervios periféricos, sin requerir de células del bazo para su amplificación o transporte.

 

Por otro lado, los priones también se localizan en los núcleos neuronales periféricos y de allí son transportados a la medula espinal por medio de nervios del SNA y al cerebro por intermedio del nervio vago.

 

En un trabajo iniciado en 1989 y concluido en 1997, se observó que un 14% de las hijas de vacas que tuvieron BSE también enfermaron. Las vacas sanas que sirvieron de control, tuvieron un 4.3% de crías que  enfermaron.

Estos resultados sugieren la posible transmisión vertical de los priones de las vacas a sus crías durante la fase avanzada de la incubación de la BSE, con un factor de riesgo de 10%. Se concluyó que este factor de riesgo no era suficiente para mantener la epizootia de BSE en el Reino Unido.

La infección de las terneras podría haber sido tras-placentaria o, más bien, por otros medios ya que, a diferencia de lo que ocurre en ovejas con scrapie, no se ha demostrado que la placenta de vacas con BSE sea infectiva.

 

Existe cierta evidencia que indica que la vCJD podría ser transmitida por transfusiones de sangre.

 

Ovinos infectados con BSE la transmitieron a ovinos libre de scrapie.

 

Herencia y animales transgénicos

 Los primeros estudios que se llevaron a cabo para estudiar la etiopatogenia de las enfermedades priónicas involucraron inoculaciones en ovinos, caprinos, animales de laboratorio y monos. Una vez que se conoció la naturaleza de los priones, así como la existencia de una proteína isomorfa normal codificada por un gen, fue necesario afinar y acelerar los trabajos de investigación para lo cual se crearon ratones y hámster sirios transgénicos.

 

Mediante ingeniería genética, consistente en micromanipulación de óvulos  fertilizados, se puede eliminar de éstos el gen Prn-P o fracciones de él; y mediante microinyecciones se les puede transferir genes o fracciones de genes de otras especies; o se pueden crear quimeras mediante la transferencia múltiple de material genético.

Inicialmente se observó que los animales o/o (desprovistos del gen Prn-P y, por consiguiente, de la proteína PrPc) no eran afectados, deduciéndose que la PrPc no era esencial para la vida; tampoco fueron afectados por la inoculación de priones,  pero sí  desarrollaron anticuerpos contra PrPc.

 

Para identificar los animales transgénicos (Tg) y sus características,  se utilizan  diversos símbolos aún no adecuadamente estandarizados.

 

Algunos casos de animales transgénicos

Se presentan algunos modelos utilizados en la investigación de las enfermedades priónicas:

 

(Mo)Prn-P  +/+  = ratón (Mo) con ambos genes propios.

                                 Los animales infectados con PrPsc enferman tras incubación corta.

 

(Mo)Prn-P   o/+ = ratón con ablación de un gen.

                                 Los animales infectados enferman tras larga incubación.

(Mo)Prn-P   o/o = ratón desprovisto de ambos genes.

                                 Los animales infectados no enferman de EE.

         Los animales no infectados no enferman de EE;  pero presentan

         ataxia a partir de los 490 días de edad.

 

Ratón Tg Prn-P-Hu/Mo = ratón transgénico con una quimera del gen Prn-P humano/ratón.

 

Tg(MHu2M)Prn-P = es una quimera formada  por 2 pares de genes: un par  ratón/humano y otro par ratón/ratón.

Esta quimera es altamente susceptible a priones humanos y produce un período corto de incubación.     

 

Ratón Tg Prn-P SHa/Mo = quimera hámster sirio/ratón.

Inoculada con priones hámster sirios (SHa) produce muchas placas de amiloide, pero no si se inocula con priones de ratón.                    

Con estos Tg también se ha obtenido priones PrPsc quiméricos SHa/Mo.

                                                

Ratón Tg(GSS MoPrP) = quimera de gen humano con mutación que produce la enfermedad de GSS y gen normal de ratón; produjo espontáneamente procesos neuro-degenerativos.

 

Ratón Tg múltiple = quimera con 7 juegos de Prn-P de SHa. En homocigosis el ratón enferma espontáneamente  después de 400 a 600 días,  y en hemicigosis después de 650 días.

 

Gen “Y”

Basado en una serie de trabajos transgénicos,  Prusiner sugirió la existencia de un gen Y en un locus cercano al del gen Prn-P que codificaría una proteína celular específica para cada especie, capaz de influenciar en el depósito de priones en determinadas áreas del SNC y, por consiguiente,  su vacuolización.

 

Canibalismo industrial

Esta hipótesis, elaborada para explicar el origen de la BSE, se explica en la siguiente gráfica:     

c116

El Principio de Gibbs

 

Según Gibbs, las TSE son enfermedades esencialmente endémicas, no erradicables, presentes en todos los vertebrados.

Se deberían esencialmente a errores en la transcripción del código genético del gen PrnP del núcleo a los ribosomas.

Su frecuencia podría ser similar a la que ocurre con CJD esporádico, es decir de ~1 caso por millón de habitantes.

 

Gibbs sugirió que no podría haber países libres de BSE, ya que se presentarían espontáneamente casos con baja frecuencia, en todo el mundo.

No existe ninguna evidencia que apoye esta idea, quizás con excepción de un hecho controvertido sobre el posible origen de la MTE de los visones en USA, que podrían haber sido alimentados con carne de “vacas caídas” (que Richard Marsh supuso podrían haber tenido BSE).

 

Infectividad

Se ha establecido que una unidad infectiva (UI) por vía intracerebral, con priones afines a la especie (de scrapie para ovinos o de BSE para bovinos), es de ~100,000 residuos  moleculares de PrPsc (de 27 a 30 kDa c/u).

 

La dosis infectiva oral de scrapie para el ratón es de 40 mil UI, que están contenidas en <10 mg de tejido cerebral infectado).

 

Parecería que en algunos casos (kuru, TSE en zoológicos) la transmisión de priones también podría ocurrir por contacto directo.

 

Resistencia

 

Los priones PrPsc son insoluble, resistentes a las proteasas, a la luz UV, la radiación iónica, la ebullición y a muchos  desinfectantes.

 

Son inactivados por la acción del calor a 140°C y una presión de 3.6 bar durante 30 minutos. Y por la acción prolongada de ciertos desinfectantes, como hipoclorito de sodio al 50%, soda cáustica y fenol.

 

El año 2009 se ha propuesto, que los priones son susceptibles a procesos de oxidación; particularmente por acción de una sal de Mn – la birnesita, que parece ser capaz de degradar la proteína priónica. 

 

Hitos históricos de las enfermedades priónicas

 

1732. Se reporta en Inglaterra el scrapie en ovinos. Parece haber llegado desde España con carneros Merino.

1759. Se describe en detalle el scrapie en Alemania.

 

1920. Creutzfeldt y Jakob describen en Alemania (de modo independiente) la enfermedad que lleva su nombre.

 

1936. Se describe una forma peculiar de CJD, que se conoce como Enfermedad de Gerstmann – Sträussler – Scheinker (GSS).

 

1947. Se describe la encefalopatía transmisible del visón (TME) en USA. Hubo casos en Europa y países asiáticos de la ex-Unión Soviética.

Ultimos casos reportados en USA, en 1985.

 

1955. Vincent Zigas descubrió el kuru en  Nueva Guinea. Carlton Gajdusek (premio Nobel de Medicina, 1976) fue el primero en investigar la enfermedad.

El kuru fue un TSE causada por canibalismo ritual endógeno en la tribu Fore. Se sospecha que hubo transmisión por contacto directo de madres a sus bebés en brazos.

Prohibido el canibalismo, el kuru se extinguió hacia fines del siglo XX.

 

1959. William Hadlow MV patólogo americano, vinculó kuru con scrapie.  lo que permitió a los médicos reorientar sus investigaciones sobre la etiología de esta enfermedad.

 

1962 HB Parry MV,  estableció la interacción entre herencia e infección en la etiología de scrapie.

 

1967. Varios investigadores (Alper; Pattison y Griffith), postularon la hipótesis de que scrapie podría ser causado por una proteína modificada, patógena, desprovista de ácidos nucleicos y con capacidad de autorreplicación.

 

1982. Stanley Prusiner Nobel de Medicina, 1997) propuso al prion (definido por él como “proteinaceus infectious particles”, desprovisto de ácidos nucleicos).

Prusiner contribuyó decisivamente al conocimiento de de la estructura molecular y patogenia de los priones.

 

1985. B Oesch  et  al  demostraron la existencia del gen que codifica la proteína priónica.

 

1986. GAH Wells describió primeros casos de BSE, causado por canibalismo industrial en el Reino Unido.

 

SIGNOS CLINICOS

Enfermedad de Creutzfeldt-Jakob (CJD)

  Los signos más frecuentes son: deterioro intelectual, demencia, alteraciones visuales, mioclonia, y pérdida progresiva del control de los movimientos voluntarios, del tono muscular, así como del equilibrio y la coordinación.

 En forma clásica, 60% pacientes muestran registro típico del EEG (un ciclo trifásico/seg; sens 67% especif 86%),  que no se observa en pacientes con v CJD.

Resonancia magnética, imagen positiva en núcleos pulvinares (tálamo) en 75% de casos con vCJD.

c117  

      Mientras que CJD clásico se observa en adultos, la vCJD se presenta jóvenes

      ———————————————————————————————–

 

Encefalopatía espongiforme bovina

(EEB; BSE en inglés)

Los signos cardinales, según el Prof. Braun (Zurich), son:

 

  1.  Hipersensibilidad a la manipulación de cabeza y cuello
  2.  Trastornos en el comportamiento (nerviosismo, agresividad, posturas anormales)
  3.  Trastornos en la locomoción (incoordinación, dificultad para levantarse)

Los detalles de esta enfermedad serán tratados en el Manual de Ganadería Lechera.

 

Riesgos potenciales de BSE para la salud pública

  1. La habilitación de plantas procesadoras de animales de matanza para la producción de harinas para consumo animal
  2. Importación de productos de riesgo potencial de países con BSE o Scrapie:
  • Vacunas producidas con tejido ovino
  • Catgut (de ovino o bovino)
  • Suero fetal bovino
  • Sustitutos lácteos de países con BSE

Diagnóstico post mortem

 

Histopatología

El examen histopatológico del cerebro sigue siendo el principal método de diagnóstico de las SE. En el caso de BSE el examen se centra en el bulbo raquídeo.

Mediante coloración simple de H&E se observa el estado espongioso de la materia gris.

Otro método consiste en la observación con microscopio electrónico de SAF en tejido cerebral.

 

Inmuno-citoquímica (o inmuno-histoquímica)

Se utilizan anticuerpos mono- y policlonales en láminas parafinadas de secciones escogidas del SNC para la identificación de depósitos de priones.  Esta técnica puede ser interferida por la presencia de placas de amiloide de tipo Alzheimer.

 

Western blot en tejidos

Utiliza un homogenizado de tejidos cerebrales y tiene una sensibilidad de 95.4% y especificidad de 98.9% cuando se compara con inmunohistoquímica e histopatología.

Mediante esta técnica se detectan 4 bandas de electroforesis, que reflejan el nivel de glicolización de la PrP. El patrón de las bandas es característico para PrPsc y polimorfismo en el codon 129.

Las bandas 1 y 2 son típicas para formas esporádicas de CJD, la banda 3 para formas iatrogénicas de CJD y la banda 4 es específica para la v-CJD, para BSE y para otros casos atribuidos a infecciones por priones de BSE (gatos y especies de zoológico). Estos resultados constituyen una prueba adicional de la relación que parece existir entre la BSE y la vCJD.

Otro grupo de investigación observó discrepancias en el patrón de las bandas 1 y 2. Se comprobó que había una alteración en el patrón de glicolización causada por la presencia o ausencia de iones metálicos en las proteínas priónicas asociadas a dichas bandas. Pero la presencia o ausencia de iones metálicos no afectó los patrones de las bandas 3 y 4.

Lesiones

 

Sustancia amiloide

En muchas encefalopatías espongiformes se puede observar con coloración de rojo Congo partículas abastonadas en las neuronas con características de sustancia amiloide y también francas placas de amiloide.

Al microscopio electrónico se observan como fibrillas o SAF (fibrillas asociadas a scrapie).

La PrPsc forma agregados insolubles que constituyen los depósitos de amiloide y que dan lugar a las SAF.

 

Las sustancias amiloides son cuerpos polisacárido-protéicos complejos de diferente composición química, con frecuencia glucoproteínas, que poseen idénticas características  tintoriales y la misma estructura morfológica (fibrillas proteináceas de 100 Å de diámetro, de conformación beta plana); también son – como los priones – insolubles y bastante resistentes a proteólisis.

 

Espongiosis

Se observa en la sustancia gris en determinadas áreas del SNC causada por vacuolización intra-citoplasmática de las neuronas y del neurópilo.

También se observa espongiosis de la sustancia blanca, y puede ser prevalente en algunos casos.

 

Otras lesiones

Hay pérdida de neuronas y astrogliosis.

 

Se ha llegado a la conclusión de que diferentes cepas de priones tienen un patrón de  distribución peculiar de las lesiones cerebrales que producen y que se pueden detectar mediante análisis computarizado de imágenes,  que les otorgan un sello de identidad de gran utilidad diagnóstica.

 c118

                              Algunas lesiones microscópicas de Kuru

8 Comentarios

  1. Fabio F. Latinez Bonilla - Medico Veterinario
    20/05/2009 4:44 pm

    Estimado Dr. siendo esta una enfermedad degenerativa, hay una posibilidad de revertir esta o simplemente queda en el diagnóstico y estadística. O algún tratamiento experimental, sobre todo, por lo importante que sería en los humanos no?. Gracias po este interesante informe, como siempre muy didáctico recordado profesor y maestro.

  2. Marcelo Rojas C.
    20/05/2009 5:35 pm

    Hola apreciado Hans.
    Felicitaciones por la excelente Revisión esquematica y especialmente gráfica del tema.
    1) En la clasificación: inmunológica o viral. O es una u otra; pues no son equivalentes (o si?).
    2) Habría sido interesante acompañar a cada: texto, cuadro y figuras, sus correspondientes citas y bibliografías.
    Un abrazo

  3. Dr. Hans, sabiendo que estas proteinas denominadas priones se encuentran en los intestinos de los animales como oveja, vaca, etc. de que manera se puede efectuar un diagnostico oportuno.

  4. HANS - MED VET
    26/05/2009 6:46 pm

    Para Fabio Latínez.
    Experimentalmente se han desarrollado algunos métodos que han permitido, ya sea detener el proceso de conversión del prion normal en uno anormal, o inclusive revertir la transformación de los priones.
    Pero ninguno de estos métodos ha alcanzado la fase de aplicación práctica.
    Vean estas webs que se ocupa de este asunto:
    http://www.pubmedcentral.nih.gov/articlerender.fcgi?artid=1679715
    http://jvi.asm.org/cgi/content/abstract/77/15/8462
    http://www.microbiologybytes.com/blog/2008/02/28/drugs-for-treatment-of-prion-infections/
    http://vir.sgmjournals.org/cgi/content/abstract/89/2/594

  5. HANS - MED VET
    26/05/2009 6:55 pm

    Marcelo.
    A tu 1ª pregunta
    1) En la clasificación: inmunológica o viral. O es una u otra; pues no son equivalentes (o si?).
    No es ni una ni otra. Los priones no son virus y no causan una respuesta inmunológica.
    A la 2ª pregunta
    2) Habría sido interesante acompañar a cada: texto, cuadro y figuras, sus correspondientes citas y bibliografías.
    De acuerdo; pero no tengo tiempo para eso ahora. Quizás lo haga si se llegase a publicar la obra.

  6. HANS - MED VET
    26/05/2009 7:03 pm

    Para Dante.
    Cuando ocurre la infección por vía oral, los priones ingresan al organismo a través de las placas de Peyer.
    Los priones no se quedan en el intestino.
    No hay métodos seguros para el diagnóstico en animales vivos; excepto al momento del sacrificio mediante una biopsia del tronco encefálico a través del foramen magnum.

  7. Johnatan Benito
    04/11/2011 10:36 pm

    Dr. disculpe pertenezco a la FMV- UNMSM. Estoy en 2do año y tengo un trabajo sobre enfermedades prionicas en caprinos, y encontrado scrapie y leucoencéfalomielitis caprina, pero de esta ultima enfermedad no encuentro casi nada de información, y quisiera saber que libro, revista o páginas me puede recomendar. Bueno espero que usted pueda leer este comentario, le agradecería mucho.

  8. Hans Andresen S
    07/11/2011 4:34 pm

    Para Johnatan

    Yo estudié el problema de los PRIONES hace ya muchos años y todo lo que sé esta contenido en el Cap 11 de mi webblog sobre FPV.

    Que yo sepa, en el Peru no tenemos SCRAPIE en ovinos y menos en caprinos.

    Sobre Leucoencefalomielitis caprina- que es una enfermedad viral (retroviral), te aconsejo que hagas una búsqueda en internet con el Google.

    La LEMC también es conocida como Artritis-encefalomielitis caprina (AEC).

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*