Capítulo 2.8 Deficiencias y Excesos Nutricionales.- Procesos Tóxicos

El insuficiente aporte energético a los terneros retrasa su crecimiento y el inicio de la pubertad.

La insuficiente ingestión de proteína en animales jóvenes, reduce el apetito y la ingestión de alimentos, crecimiento lento, pobre desarrollo muscular y maduración retardada. También causa menor producción de hemoglobina, hematocrito bajo y menor cantidad de proteína sérica.

Las deficiencias en Cu, Se, I, Mn, Zn, y quizás también de Co y Cr, afectan el crecimiento y la respuesta inmune.

Es frecuente encontrar terneros con bocio congénito en áreas deficitarias de yodo.

El pelaje tosco y deslucido puede estar relacionado con deficiencias en energía, sal, P, Co, Cu, Mn o vitamina A.

La deficiencia de cobre se manifiesta con decoloración rojiza del pelaje. En casos severos puede observarse engrosamiento de articulaciones y contracción de tendones.

Si está asociada a exceso de molibdeno, puede presentarse diarrea crónica.

La deficiencia de manganeso también puede causar articulaciones engrosadas, flexión de menudillos, pelaje tosco, seco y con pérdida de color (no coloración rojiza).

mgl36

Las deficiencias de vitamina E/selenio afectan la respuesta inmune por lo que aumentan la susceptibilidad de los terneros a las infecciones. Causan distrofia muscular y debilidad; puede haber flexión de menudillos e insuficiencia cardiaca. Puede haber mioglobinuria (que no debe confundirse con hemoglobinuria).

mgl37

Las deficiencias de vitamina A y beta-caroteno también afectan la respuesta inmune y, por consiguiente, también aumentan la susceptibilidad a las infecciones respiratorias y digestivas.

Parecería que la vitamina D3 también cumple algún rol en el sistema inmune.

Puede observarse anemia por deficiencias de Fe, Co o Cu.

Polioencéfalomalacia (Necrosis córticocerebral).

Es un trastorno neurológico metabólico, más común en animales jóvenes de crecimiento rápido, relacionado con la deficiente utilización de tiamina por el encéfalo.

En algunos casos se debe a la acción de tiaminasas dietéticas o de síntesis ruminal.

En otros casos la enfermedad está asociada a niveles altos de sulfatos en los alimentos o el agua (0.4% de S en MS total).    Si a raciones con 0.2% de S le agregamos un consumo de agua con 1000 ppm de S (como sulfato), ésta puede contribuir con 0.1 a 0.2% de S a la ración y alcanzar niveles peligrosos.

El cuadro clínico es de una presentación súbita de signos neurológicos, como depresión, ataxia, presión de la cabeza, nistagmo, ceguera central, temblores musculares; postración con opistótono y pedaleo. El estrabismo bilateral medial-dorsal es considerado patognomónico.

Hipomagnesemia

En terneras se puede presentar una tetania hipomagnesémica con opistótono, asociada a una alimentación exclusiva de leche o sustitutos pasados los dos primeros meses de edad.

Factores de riesgo son cuadros de diarrea crónica y la ingestión de forraje seco o cama.

Deformidad angular

Es una anomalía de causa desconocida, que no es común en terneros aunque sí en potrillos, que corresponde a un carpus varus, que puede ir acompañado de otras anomalías (como desviación del carpo hacia adelante).

En casos esporádicos se podría pensar en un factor hereditario recesivo. Pero la presentación de muchos casos tiene que obedecer a factores medio-ambientales, como hacinamiento, desbalances nutricionales, inclusive raquitismo por deficiencia de vitamina D y/o P (o exceso de P con deficiencia de Ca, deficiencias de Mn y Cu, y aún fluorosis.

PROCESOS TOXICOS

Mayor información en el capítulo correspondiente de ganado adulto.

Intoxicación por Gossypol

El gossypol causa daños al miocardio y al parénquima hepático.

La recría menor de un año, en particular las terneras de raza Holstein, son más susceptibles.

El cuadro clínico es de insuficiencia cardiaca congestiva: ingurgitación de las yugulares, edema en el pecho, disnea y tos; anorexia y debilidad.

Un signo frecuente pero inconsistente, es hemoglobinuria.

Intoxicación por Ionóforos

Monensina, lasalocid, salinomicina, naracina y maduromicina. Todos son altamente tóxicos para los equinos; pero las intoxicaciones de los vacunos no dejan de ser frecuentes.

Causan daño al miocardio, resultando en insuficiencia cardiaca congestiva y/o debilidad, ataxia y postración; frecuentemente acompañados por mioglobinuria.

Intoxicación por agua salada

Este problema lo hemos visto en la costa central cuando los animales consumen agua de pozo con alto contenido de cloruro de sodio.

Afecta más a las terneras, que presentan manifiesta apatía, orina ácida de PE bajo, y a veces hemoglobinuria.

Después de algún tiempo se presenta arritmia y bloqueo cardiaco que conducen a la muerte.

Dermatosis alimentaria

Observada en la costa central.

Se presenta como una lesión costrosa de la piel que se inicia en la cuartilla y va progresando lentamente hasta por encima del corvejón.

En la mayoría de los casos está relacionada con el consumo de simultáneo de alfalfa verde y pasta de algodón, aunque ésta sea en pequeña cantidad. Si se retira la pasta, la lesión regresiona inmediatamente.

El problema no ocurre si los animales comen heno de alfalfa, chala y pasta; o sólo chala y pasta.

Aunque la lesión no es de para- sino de hiper-queratosis, el cuadro se parece a una dermatosis por deficiencia de zinc.

Laminitis

El problema es bastante común en Estados Unidos y Europa.

No es un problema que vemos en nuestro medio, pero es conveniente estar prevenidos de su posible presentación si la recría es sometida a una alimentación alta en concentrado, sobre todo con granos, que causan acidosis ruminal.

7 Comentarios

  1. Javier Enciso Gutiérrez
    05/08/2008 10:34 am

    Felicitaciones para el Dr. Andresen y Perúlactea, sus experiencias siempre son enseñanzas, en todo sentido de la palabra. Un alcance: 2000 millones fueron de vida clonal con reproducción asexual, y 2000 millones de años de vida pluricelular con reproducción sexual. Una sugerencia: el Dr. Andresen podría dirigir un equipo de investigadores peruanos que editen un texto de fisiopatología veterinaria que trascienda fronteras y el tiempo.

  2. Rodolfo Olivera Calderon
    05/08/2008 10:35 am

    Lo felicito Doc. Muy didactico.

  3. DENNIS LEVY COLCA
    10/02/2009 5:47 pm

    FELICITACIONES DOC ES MUY IMPORTANTE ESTE TEMA…Y ESPERO QUE SIGA PUBLICANDO OTROS CURSOS…

  4. Ana Rosa Navarro
    01/05/2011 8:33 am

    Dr. Andresen lo felicito por sus didacticas publicaciones son bastante utiles para mi formacion academica.
    Estimado Dr.
    Necesito investigar el tema de la Hipokalemia bovina pero no encuentro mucha informacion, recurro a ud. en busca de alguna informacion o en todo caso algun contacto para realizar mi investigacion. Estare muy agradecida de cualquier ayuda.

  5. Ana Rosa Navarro
    13/05/2011 8:35 am

    Estimado Doctor andresen
    michisimas gracias por la ayuda prestada. me ha servido muchisimo,

  6. Dr. Andersen:
    Me pareció oportuno compartir con uds una posible solución para terneros y potrillos con los carpos flexionados (manos en punta): es la aplicación local (en los tendones) de oxitetraciclina, este antibiótico provoca una irritación tal que ”ablanda” los tendones y se corrigen, se puede vendar o entablillar las manos del animal, es importante también estimularlos para que caminen. Se puede agregar al tratamiento Atomo Estricnobe que esta indicado como tónico y como estimulante del sistema nervioso y del muscular, como una ayuda extra.
    Espero que les sirva de ayuda!
    Saludos.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*