Capítulo 1: Sist. CV 2: Probl. de mio-endo-pericardio.- Defectos congénitos

IV – MIOCARDIOPATIAS

El miocardio puede verse afectado por diversas condiciones patológicas:

1 – Trastornos circulatorios

La arterioesclerosis es común (sobre todo en carnívoros, equinos y rumiantes viejos) pero de poca importancia en animales, mientras que la ateroesclerosis (común en el hombre) es rara en los animales. Sin embargo, la formación de placas de ateroma no es rara en perros, aunque sin consecuencias clínicas. La trombosis de las arterias coronarias e infarto del miocardio se observa ocasionalmente, sobre todo en perros. Pero es raro que un infarto cause la muerte en animales. Las embolias bacterianas son más frecuentes. Otros trastornos, como arteritis e insuficiente vascularización del miocardio hipertrofiado, pueden observarse en equinos y causar astenia miocárdica.

2 – Procesos inflamatorios

Las miocarditis usualmente son secundarias. El proceso inflamatorio se observa en el tejido intersticial y perivascular del miocardio, el cual suele presentar lesiones hemorrágicas, degenerativas o necróticas. Los procesos inflamatorios ocurren debido a infecciones de diversa índole:

a)      Infecciones virales: Fiebre aftosa, fiebre catarral maligna; influenza equina, anemia infecciosa equina; encéfalomiocarditis viral porcina; parvovirosis canina

b)      Infecciones bacterianas: Pasteurelosis, estreptococosis, clostridiosis, salmonelosis, borreliosis, listeriosis

c)      Infecciones parasitarias: Toxoplasmosis, larvas migrantes de estróngilos, Sarcocystis sp, Neospora caninum

3 – Procesos degenerativos y necróticos

El miocardio es susceptible de reaccionar con procesos degenerativos en respuesta a factores inespecíficos (anemia, fiebre, toxemia).

Los procesos degenerativos y necróticos del miocardio son muy importantes en los animales domésticos en los siguientes casos:

a)      Deficiencias nutricionales y enfermedades metabólicas:

·         Deficiencia de vitamina E/selenio (músculo blanco en varias especies, corazón de mora en cerdos)

·         Deficiencia de cobre en bovinos (ciertas formas)

·         Deficiencia de hierro (lechones, terneros con dieta láctea exclusiva)

·         Síndrome de stress porcino (condicionado geneticamente)

·         Mioglobinuria por ejercicio en equinos y rumiantes

b)      Intoxicaciones:

·         Gossypol

·         Ionóforos (monensina, lasalocid, salinomicina, otros)

·         Xilacina

·         Selenio

·         Metales pesados

·         Talio

·         Fluoracetato (de origen químico o vegetal)

·         Plantas tóxicas (gran cantidad de especies)

4 – Tumores

La leucosis enzoótica bovina es la enfermedad tumoral más común que compromete al miocardio.

Signos clínicos

– Insuficiencia cardiaca

– Arritmias y bloqueos, evidentes al ECG

V – AFECCIONES DEL ENDOCARDIO

DEFECTOS VALVULARES

1 – Defectos valvulares del corazón izquierdo

Nos ocuparemos sólo de los defectos más comunes.

Los ruidos que producen disminuyen de intensidad con la inspiración.

a)      Insuficiencia mitral. Es frecuente en caballos y perros viejos.

A la auscultación se escucha un soplo sistólico decreciente u holosistólico en meseta, sincrónico con el 1er tono. El primer tono es débil y el segundo tono está acentuado.

En los perros suele presentarse con diversas clases de arritmia .

Secuelas:

·         Hipertrofia del corazón izquierdo, debida a que el reflujo de sangre lleva a un mayor esfuerzo de la musculatura cardiaca para cubrir la demanda

·         Descompensación del ventrículo izquierdo, caracterizada por disminución del volumen de expulsión y aumento de la presión venosa pulmonar, cuyas consecuencias son congestión y edema pulmonar, con manifestaciones clínicas de disnea, estertores y cianosis

·         Descompensación del ventrículo derecho, que conduce a insuficiencia cardiaca congestiva (ICC) que se discute en la sección VIII.

mgl44

b) Estenosis mitral

A la auscultación se detecta un soplo diastólico – presistólico decreciente. Los tonos 1º y 2º son fuertes y puede manifestarse el 3er tono.

Habiendo estrechez de la válvula mitral, la sangre pasa con dificultad y turbulencia de la aurícula izquierda al ventrículo, causando el soplo.

Secuelas:

·         se eleva la presión de la aurícula izquierda y de las venas pulmonares lo que repercute sobre el lecho capilar, causando congestión y edema pulmonar

·         el incremento de presión venosa pulmonar causa espasmo, hipertrofia e hipertensión de las arterias pulmonares, cuyo efecto inmediato será aliviar la presión sobre los capilares pulmonares

·         pero la hipertensión pulmonar repercutirá sobre el ventrículo derecho causando primero su hipertrofia y luego su descompensación

·         la descompensación del ventrículo derecho termina en insuficiencia cardiaca congestiva (ICC). Ver acápite VIII.

c) Insuficiencia aórtica

A la auscultación se detecta soplo diastólico, holodiastólico – decreciente. En casos graves también se puede escuchar un soplo sistólico (por incremento del volumen sanguíneo en el ventrículo izquierdo durante la sístole). El 2º tono es débil.

Secuelas:

·         Debido a una taquicardia moderada se reduce el llenado ventricular. A causa de la insuficiencia valvular, se eleva el volumen de expulsión y sube la presión sistólica, pero cae la presión diastólica; como consecuencia el pulso es saltón.

·         Hipertrofia ventricular izquierda

·         Descompensación del ventrículo izquierdo

mgl45

2 – Defectos valvulares del corazón derecho

Los ruidos que producen pueden aumentar de intensidad durante la inspiración.

Insuficiencia de la tricúspide. Es el defecto valvular más común.

A la auscultación se escucha un soplo sistólico decreciente en meseta, causado por el reflujo de sangre desde el ventrículo hacia la aurícula derecha durante la sístole.

Secuelas:

·         Debido a la insuficiencia valvular, el ventrículo derecho tiene que realizar un mayor trabajo para bombear la sangre hacia los pulmones lo que causa la hipertrofia del ventrículo

·         Siendo el corazón derecho relativamente débil, pronto cederá la hipertrofia para dar lugar a la dilatación e insuficiencia cardiaca congestiva (ICC).

ENFERMEDADES COMUNES DEL ENDOCARDIO

Hombre: fiebre reumática, debida a una respuesta inmune anormal a la presencia de uno o más antígenos aún no identificados de estreptococos del grupo A de Lancefield.

Endocarditis bacterianas

Porcinos:         Estreptococosis, mal rojo

Bovinos:         Endocarditis derivadas de infecciones piógenas (Arcanobacterium pyogenes, Fusobacterium necrophorum, estreptococos, estafilococos) causantes de procesos tales como: pododermatitis, mastitis, metritis, onfalitis, acidosis de rumen.

Equinos:          Endocarditis producidas a consecuencia de adenitis equina e infecciones causadas por Actinobacillus equuli.

Caninos:          Endocarditis derivadas de infecciones dentales y de la piel causadas por estreptococos, estafilococos, E. coliKlebsiella sp

Endocardiosis

Es una afección muy común de la válvula mitral en caninos y equinos, frecuentemente acompañada también por lesión en la válvula sigmoidea aórtica.

Se caracteriza por presentar degeneración y fibrosis y, finalmente, insuficiencia valvular.

VI – AFECCIONES DEL PERICARDIO

EFUSIÓN DEL PERICARDIO

La efusión del pericardio se explica como la salida de líquido en volúmenes apreciables desde la microvasculatura subepicárdica.

La efusión puede ser serosa (hidropericardio), serosanguinolenta, de sangre (hemopericardio) o de exudado purulento.

Los líquidos acumulados comprimen principalmente el corazón derecho – de paredes más débiles, reduciendo el retorno venoso, lo que se va a traducir primero en ingurgitación yugular y más tarde en edema subcutáneo y ascitis; alteraciones que son coincidentes con los de insuficiencia cardiaca derecha.

En algunos casos son de causa desconocida (efusiones idiopáticas). En otros las causas son conocidas, siendo las más frecuentes:

·         Hemangiosarcoma del corazón (perros)

·         Insuficiencia cardiaca congestiva

·         Pericarditis traumática en bovinos

·         Intoxicación por gossypol

·         Hipoproteinemia

·         Deficiencia de vitamina E/Selenio (corazón de mora)

·         Anemia ferropriva en lechones

·         Intoxicación por ionóforos

·         Hidropericardio por la rickettsia Cowdria ruminantium

·         Enfermedad equina africana

·         Pericarditis séptica en equinos

PERICARDITIS

Pericarditis es un proceso inflamatorio del pericardio, que puede ser de origen infeccioso o no, y cuya principal consecuencia es insuficiencia cardiaca.

Las pericarditis infecciosas pueden ser de origen hematógeno, o por extensión de procesos vecinos.

Causas frecuentes:

·         Equinos: Por Streptococcus spp (por ejemplo, en adenitis equina); por Actinobacillus equuli

·         Bovinos: Pericarditis traumática; pasteurelosis; tuberculosis

·         Porcinos: Por Streptococcus spp; por Haemophilus spp (pleuroneumonía, poliserositis); por Mycoplasma spp; en pasteurelosis, salmonelosis

·         Ovinos: Pasteurelosis

VII – DEFECTOS CARDIOVASCULARES CONGENITOS

Constituyen la afección cardiaca más frecuente de los animales jóvenes. Debe entenderse que cuanto más severo sea el defecto, más evidente y temprana será la presentación de signos clínicos y la muerte.

En muchos casos – sobre todo en el hombre y animales menores – se deben a factores multigénicos (y anomalías cromosómicas en el hombre), mientras que en otros casos las causas son de origen ambiental (nutricionales, infecciosas, tóxicas, otras).

Los signos más saltantes son:

·         Cianosis

·         Taquicardia

·         Soplos endocardiacos. Muchos animales jóvenes presentan soplos sistólicos inocentes, de moderada intensidad, que desaparecen en algunos meses.

·         Insuficiencia cardiaca

La detección temprana de un defecto cardiovascular es importante, ya sea para descartar precozmente los animales afectados, o para intervenir quirúrgicamente los casos tratables antes de que se deteriore su condición. Por esta razón el diagnóstico debe ser precoz y certero; para ello deben llevarse a cabo pruebas especiales, como ECG, cardiografías, cateterismo y otras.

1 – Frecuencia

De todos los nacidos vivos: hombre 1.0%, bovinos 1.0%, equinos 0.2%

De todas las necropsias: porcinos 0.5%

De todos los perros que reciben atención veterinaria: 0.7%

2 – Defectos comunes en los animales domésticos

Sin derivación (shunt) ni cianosis

Persistencia del arco aórtico derecho

·         Caninos, bovinos, equinos

Displasia válvula mitral

·         Felinos, caninos

Displasia de la válvula tricúspide

·         Caninos

Estenosis aórtica y sub-aórtica

·         Caninos, bovinos (3ª frecuencia), porcinos

Coartación de la aorta

·         Bovinos

Estenosis de la arteria pulmonar

·         Caninos (2ª frecuencia), bovinos, porcinos

Derivación (shunt) de izquierda a derecha (potencialmente cianóticos)

Defecto de septo auricular (ostium primum y ostium secundum)

·         Bovinos (1ª frecuencia), caninos, porcinos, equinos

Defecto de septo ventricular

·         Bovinos (2ª frecuencia), caninos, porcinos, equinos

Defectos de septo, asociados con hipertensión pulmonar (síndrome de Eisenmenger) terminan haciendo derivación de derecha a izquierda y presentando cianosis

·         Bovinos

Ductus arteriosuspersistente

·         Caninos (1ª frecuencia), felinos, bovinos (3ª frecuencia), equinos

Derivación (shunt) de derecha a izquierda y cianosis

Transposición de las grandes arterias

·         Bovinos, porcinos

Troncus arteriosus (tronco común)

·         Equinos

Tetralogía de Fallot

·         Caninos, felinos, bovinos, equinos, porcinos

Ectopia cordis

El corazón se encuentra fuera de la cavidad torácica. Se observa en bovinos.

3 – Defectos de septo auricular

El foramen ovale cierra en unos 8 días en perros y hasta en 18 meses en bovinos. En ciertas circunstancias patológicas puede subir la presión en la aurícula derecha y el cierre no se produce.

Los verdaderos defectos de septo implican la presencia permanente de una abertura en el septo auricular, por deficiente formación del septum secundum (más frecuente) o del septum primum. En este último caso suelen presentarse también otros defectos (defecto de septo ventricular, defectos en la mitral o la tricúspide).

En los defectos de septo, el flujo es inicialmente de izquierda a derecha, causando una sobrecarga en la aurícula derecha, la que muchas veces ha sido sindicada como causal de taquicardias por sobre-estimulación de nodo AV. Posteriormente el flujo puede invertirse si, al elevarse la presión de la aurícula derecha y de la arteria pulmonar, se sobrepasa la presión de la aurícula izquierda; en este momento puede presentarse cianosis.

Signos clínicos: disnea, fuerte soplo sistólico, desdoblamiento del 2º tono.

4 – Defectos de septo ventricular

Los defectos sub-aórticos son comunes. En bovinos con frecuencia están asociados a microftalmia y otras anomalías cardiovasculares, como estenosis aórtica, estenosis pulmonar y persistencia del ductus arteriosus.

En los defectos de septo ventricular el flujo es inicialmente de izquierda a derecha; pero al incrementarse la presión de la arteria pulmonar, se invierte el flujo y puede presentarse cianosis.

Signos clínicos: disnea, vibración precordial, soplo holosistólico intenso.

5 – Tetralogía de Fallot

La Tetralogía de Fallot, como su nombre lo sugiere, es una anomalía múltiple cuyas lesiones básicas son

a)      Defecto sub-aórtico de septo ventricular,

b)      Estenosis pulmonar y

c)      Desviación de la aorta hacia la derecha (que cabalga sobre el defecto del septo).

d)     A los defectos anteriores se agrega la hipertrofia compensatoria del ventrículo derecho.

Se caracteriza porque el flujo de sangre en los ventrículos es de derecha a izquierda, y por lo tanto hay cianosis.

Signos clínicos: disnea, vibración precordial y soplo sistólico intenso.

6- Persistencia del ductus arteriosus

El ductus arteriosus es una comunicación entre la arteria pulmonar (en el punto de su bifurcación en derecha e izquierda) y la aorta (a la altura del arco aórtico), patente en la vida fetal. Como los pulmones no son funcionales durante la vida fetal, el ductus arteriosus permite derivar la sangre del ventrículo derecho por la arteria pulmonar hacia la aorta. Después del nacimiento se oblitera el ductus y se reduce a una banda fibrosa denominada ligamentum arteriosum.

Al nacimiento la presión en la aorta es mayor que en la arteria pulmonar y el flujo de sangre se efectúa de izquierda a derecha causando resistencia vascular pulmonar e incremento en la presión de la arteria pulmonar. Con el tiempo esta presión puede superar la presión de la aorta y se revierte el flujo.

La persistencia del ductus arteriosus después del nacimiento constituye la anomalía más común en perros.

Signos clínicos: vibración precordial, soplo de máquina audible tanto durante la sístole como durante la diástole y un pulso característico de gran amplitud y baja presión diastólica. Si llegase a invertirse el flujo, puede desaparecer el ruido de máquina o ser reemplazado por un soplo sistólico con desdoblamiento del 2º tono.

No hay cianosis.

La policitemia secundaria es frecuente. Puede presentarse paresia del tren posterior debida a una insuficiente oxigenación.

7 – Persistencia del arco aórtico derecho

Embriológicamente la aorta deriva del 4º arco branquial izquierdo con atrofia del derecho pero en ocasiones persiste el arco aórtico derecho con atrofia del izquierdo; en este caso, la aorta se sitúa a la derecha y entre ésta, la arteria pulmonar, el ligamentum arteriosum y la base del corazón encierran y aprisionan la tráquea y el esófago.

Signos: La función circulatoria no es afectada. Lo que ocurre es una compresión del esófago y como consecuencia se produce disfagia y regurgitación acompañadas de dilatación craneal del esófago y meteorismo en rumiantes.

Un Comentario

  1. Dora Yucra Vargas
    17/05/2011 7:10 pm

    he encontrado tambien en perros de Abancay ‘Apurimac Perú trombos en la aorta y los parásitos encontrados en intestino fueron acylostomas

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*